La copia de los datos de nuestra empresa es algo que ya tenemos resuelto, pero seguir el ritmo del mercado y de las nuevas leyes en este ámbito no siempre es fácil.

Convertir la copia de datos en un servicio automatizado y sin intervención humana nos resuelve estos dos problemas.

Lo primero, es necesario cumplir con los requisitos que marca la legislación y contar con un servicio que incluya el almacenaje de una copia actualizada fuera de nuestras instalaciones y un sistema flexible y personalizado para gestionar la temporalidad de las copias.

Además, debemos contar con la necesaria protección ante cualquier desastre (teniendo acceso remoto a nuestros datos aun cuando se incendie nuestra sede) y ante eventuales ataques contra nuestros ficheros con malware o virus.

Por eso es imprescindible contar con un servicio de backup que nos permita preservar y garantizar nuestros datos ante cualquier incidencia.  Este servicio nos debe proporcionar:

  • La encriptación de todos nuestros datos
  • La de-duplicación y compresión de los mismos
  • Una continua optimización del ancho de banda necesario
  • La total disponibilidad de la copia local

Nosotros lo sabemos bien.  Por eso ofrecemos a nuestros clientes un servicio gestionado y administrado de extremo a extremo.  Y completamente automatizado.

Y ante lo que muchos nos preguntan antes de contratarlo, ponerlo en marcha es sencillo, y no requiere instalaciones ni cambios en LAN.